Mi problema con el Dengue en una Sociedad Conectada

Recientemente pasamos dos semanas hermosas en la península de Yucatán, sumergiéndonos en claros y azules sumideros (cenotes), disfrutando de platos deliciosos y explorando las antiguas ruinas mayas. Actualmente, existen tantas maneras maravillosas en las que la Sociedad Conectada ayuda durante las vacaciones: recibimos indicaciones, recomendaciones de comidas, compartí fotos de manera instantánea de espectacularmente piscinas azules en cuevas, y reuniones de manera fortuita con amigos mediante las redes sociales. Sin embargo, esta historia no se trata de eso – las vacaciones también pueden tener puntos no tan positivos, y para ello afortunadamente la Sociedad Conectada también desempeña una función.

Al regresar a casa, tuve una resaca terrible. No fue una resaca de fiesta, sino era esa molesta enfermedad transmitida por los mosquitos: la fiebre del dengue. Estuve muy contento en México, un país donde la innovación ligada a las vacunas y curas para el dengue atrae mucha atención, además de estar autorizado y asistido por los avances de la Sociedad Conectada.

El dengue me afectó con los síntomas clásicos: dolor en las articulaciones, dolor en los globos oculares, sarpullido por todo el cuerpo y cansancio. Demasiado cansancio. Tengo 45 años, así que culpé a la edad y al malestar por regresar a la “vida real” luego de unas buenas vacaciones. Sin embargo, mis amigos me obligaron a ir al doctor, diciéndome: “No deberías estar aquí”.

Los cenotes son tan preciosos que el dengue era (casi) valió la pena.

Los cenotes son tan preciosos que el dengue era (casi) valió la pena.

 

Que empiece la prueba remota y el tratamiento. En el hospital de la Ciudad de México realmente me cuidaron muy bien y me describieron cómo se habían reunido con un equipo médico de los Estados Unidos. De hecho, transportaron mi sangre a ese hospital para hacer pruebas y así confirmar el supuesto diagnóstico. Físicamente, mi recuperación fue rápida – tres días y dos noches – pero ahora ha despertado una gran conciencia en mí acerca de la investigación en torno a los mosquitos, las enfermedades que transmiten, y cómo es que todos están invitados a debatir sobre el desarrollo de vacunas o curas. A menudo visito la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para actualizarme – lo que por cierto es importante en el trabajo, ya que me encargo de mantener a los empleados en Ericsson Latinoamérica y el Caribe tan informados como sea posible acerca de su salud y seguridad laboral.

No puedo obtener lo suficiente de las páginas web de noticias acerca de lo que se viene y cómo proteger no sólo a mí y a los empleados de Ericsson de caer enfermos, sino aún más importante a nivel personal, cómo cuidar a mis hijos ante la misma enfermedad.

Existe un consuelo y usted esperará que diga lo siguiente: es gracias a la innovación móvil. Por ejemplo, a nivel local, un grupo de estudiantes mexicanos ha propuesto una sugerencia que ellos dicen funcionará contra el dengue, chikungunya y la amenaza relativamente nueva del virus Zika, o la historia acerca de introducir, literalmente, un laboratorio en su bolsillo. Y ni siquiera necesita un Smartphone para esta increíble innovación que ayuda a los liberianos a batallar contra el virus del Ébola.

Más allá de los problemas del tratamiento y control del mosquito, es fascinante ver el uso de las TIC para incrementar la conciencia de la enfermedad y su prevención. . Por ejemplo, Facebook recientemente se asoció con Abrasco Divulga, una organización brasileña sin fines de lucro, para tratar de ayudar a transmitir conocimientos de manera más rápida que la propagación de una enfermedad.

De hecho, muchos consideran las TIC como esencial es para conseguir el Objetivo 3 de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) – “Asegurar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”. Las herramientas TIC ayudarán a avanzar hacia los SDG3 a tráves de softwares de telemedicina, dispositivos de diagnóstico remoto, bases de datos unificadas, teléfonos inteligentes para los trabajadores sanitarios de la comunidad, (fui testigo en un viaje a Senegal hace dos años de esta realidad) y sistemas para mejorar la eficiencia. Las TIC también facultarán a los pacientes a estar más involucrados en la prevención de enfermedades, el bienestar, y la notificación de brotes. En general, los sistemas de TIC ayudarán a integrar las diferentes partes de los sistemas de salud, que permite la interconectividad, mejorar la calidad, responsabilidad, coste-efectividad, la potenciación del paciente y la vigilancia de las enfermedades.

Estoy orgulloso de decir que Ericsson ya está profundamente involucrado en el campo de la salud en varios frentes, incluyendo un sistema nacional de e-salud en Croacia, el trabajo de respuesta humanitaria con la ONU, y la asociación con la Universidad de Columbia en la lucha contra el Ébola.

Mira cómo el Columbia’s Earth Institute está utilizando las TIC para lograr su objetivo de potenciar a 1 millón de trabajadores comunitarios de la salud.

Por supuesto, la tecnología por sí sola no es una cura automática, y el fracaso de los proyectos de Google para predecir brotes de dengue y la gripe debería recordarnos del peligro de la “soberbia desmedida de gran cantidad de información“.

El intercambio de información y la colaboración siempre serán necesarias cuando se traten dichos importantes temas, pero, ¿qué es lo que además de las TIC nos ha permitido tal eficaz colaboración? ¿Y en qué otro lugar en la Sociedad Conectada vería usted tan productiva una reunión en torno a las soluciones?

Escrito por Dodi Axelson
Dodi Axelson es responsable de las comunicaciones internas para Ericsson Región América Latina y el Caribe. Con base en la Ciudad de México, dirige un equipo que cubre 53 países y comparte a los empleados las novedades que van desde la estrategia de la empresa a las últimas innovaciones de telecomunicaciones. Ella ha estado haciendo importantes preguntas desde que comenzó su carrera periodística en NewsRadio en Seattle, Washington.

Commenting rules

Comments

You must accept cookies to be able to make a comment.