La innovación desde fuera hacia adentro

En la economía digital, las funciones principales de una compañía se están estandarizando. Las pequeñas startup y las redes de personas están aprovechando la oportunidad para brindar una nueva funcionalidad y experiencias a precios reducidos. Además, los usuarios continuamente están descubriendo que los productos que ya han comprado se han renovado con nuevas capacidades que nunca hubieran imaginado. Para mantener el ritmo, las personas benficiadas deberán ir más allá para mejorar los procesos finales e reinventar las formas en que agregan valor a los usuarios finales.

Los negocios predigitales crearon valor en gran medida dentro de la organización, mediante el despliegue del capital y el control de los medios de producción, logística y distribución de productos de consumo masivo. En el actual mundo conectado, el valor aparece en los límites de la organización, entre los usuarios y las tecnologías personalizadas, entre los productos y servicios, y en las relaciones entre los datos agregados y los comportamientos de los nuevos usuarios. Las preguntas estratégicas clave para establecer negocios serán cómo adaptar y ofrecer servicios a estas experiencias de usuarios finales que están evolucionando rápidamente.

Creación de un modelo híbrido
Como es natural, una organización consolidada nunca se convertirá en una startup, la cual está optimizada para un objetivo completamente diferente. Ya que las organizaciones se están introduciendo en áreas que van más allá de sus operaciones actuales, necesitarán gestionar nuevos tipos de equipos, plataformas y colaboradores externos conjuntamente con sus negocios actuales. Para participar en las nuevas cadenas de valor digital, donde el valor se creó en colaboración con los accionistas externos a la empresa, las compañías cada vez más deberán adoptar operaciones híbridas donde los modelos de comercio digital funcionen mano a mano con la organización existente.

Gestión de las contradicciones
Estos tipos de modelos operativos duales (o múltiples) impondrán nuevas demandas a las compañías líderes a medida que las contradicciones surjan fundamentalmente entre los diferentes procesos de negocios, culturas y ofertas. Los líderes efectivos se encontrarán en ambos lados del comercio, gestionando las estructuras de costos actuales y brindando beneficios trimestrales por un lado, e infundiendo una cultura innovadora parecida a la creación de empresas por el otro. El veterano experimentado y el empresario visionario tendrán que hablar el mismo idioma y definir un objetivo común.

Capacidades digitales para una era conectada
A largo plazo, la operación transformada de manera digital requerirá una nueva infraestructura fundamentalmente organizacional. A medida que los recursos y productos físicos dan paso a los servicios digitales dinámicos, las compañías necesitarán invertir en nuevas capacidades que generen valor. Los usuarios que participen de manera activa, los productos y dispositivos conectados, las perspectivas basadas en los datos y las plataformas de nuevas tecnologías serán por lo menos aspectos tan decisivos como la producción actual y las cadenas de suministro, o más. Asimismo, las comunidades involucradas de usuarios finales decidirán por último quién fracasa o quién triunfa.

Estas son algunas transformaciones complejas que enfrentan los ejecutivos con los que hemos conversado para realizar nuestro último informe de nuestra serie de Transformación Digital de los Negocios . Y aunque los desafíos no son una novedad, es emocionante ser testigo de un nuevo consenso que emerge gracias a la necesidad de un cambio organizacional radical. Así como los usuarios finales, estamos acostumbrados a adaptarnos a nuevas capacidades digitales todos los días. Es tiempo de que nuestras organizaciones también aprendan a hacerlo.

Commenting rules

Comments

You must accept cookies to be able to make a comment.